Los pacientes con Trastorno Límite de Personalidad y junto a ellos, aquellos con otras patologías de personalidad estructuralmente cercanas suponen un reto terapéutico importante. El tratamiento fundamental es una técnica de Psicoterapia y una de las más relevantes es la llamada Psicoterapia Focalizada en la Transferencia. Se trata de una Psicoterapia Psicoanalítica desarrollada por Otto Kernberg y su grupo del Instituto de Trastornos de Personalidad de la Universidad de Cornell en Nueva York.